Ponte muy cómodo y deja que la música active tu escucha.

BPM es una propuesta para la escucha de músicas cuando la atención está activa, una experiencia musicada, individual y meditativa en grupo guiada por un disc-jockey; un viaje emocional e internamente muy personal.

 

BPM es un tiempo para conectar y desconectar, es un viaje de 2 horas guiado por la música, para sentir cómo y dónde estamos, pasando por distintas emociones, paisajes, vivencias, recuerdos, bloqueos y memorias olvidadas desde una perspectiva, tranquila, quieta y relajada, a modo de bálsamo, para darnos cuenta de la relación que mantenemos con el cuerpo, con el entorno, con nuestros seres queridos, con el trabajo, con la vida, en definitiva, con lo que surja y al observarlo poder intervenir después en el día a día de manera presente.

Cada sesión se inicia con una palabra para enfocar el itinerario que conforman las músicas, variadas y diversas, junto con los sonidos y los ambientes sonoros que son los proveedores del camino a seguir confiados, protegidos y seguros, facilitando el diseño de los tránsitos por los que discurrir para llegar a lugares que de otro modo cuestan más mirar y aprovechando la disposición que proporcionan abrirnos, en la medida de nuestras posibilidades, a la experiencia de la escucha activa.

Es indispensable estar en una postura cómoda para explorar y experimentar con las imágenes, recuerdos, situaciones, emociones, etcétera que aparezcan, porque al adentrarnos en estos espacios podremos darnos cuenta con más facilidad de lo que nos está pasando:

 - Situaciones irresolutas.

 - Bloqueos corporales, emocionales, intelectuales, etéricos.

 - Temores, miedos, angustias.

 - Valorar y afianzar puntos fuertes.

 - Ver lugares ciegos.

 - Revelaciones.

 - Disfrutar.

 

Finalizamos con un prolongado silencio para reposar la experiencia respetando el silencio grupal creado siendo recomendable dibujar, escribir, pintar, para plasmar en papel algo de lo sucedido.

Es necesario ropa cómoda, calcetines calentitos, un cojín, una manta y una esterilla para  tumbarse.

Estar unos minutos antes para prepararse y empezar en tiempo.

 

Disc-jockey y coleccionista de discos en activo desde 1978.

Me formé en psicoterapia corporal y movimiento expresivo para averiguar cómo y por qué actúan las diferentes músicas en nuestro cuerpo y la repercusión paralela que tienen  en los distintos planos.

Desde el año 2000 trabajo con regularidad para psicoterapeutas y chamanes.

 

 

Imprescindible inscripción previa en bpmsesion@gmail.com o en el 659 827 221.

Cuota de la sesión 12€.

 

Sábado 19 de junio, de 11h a 13h

 

LA NAVE INDELEBLE

Camino del Arenal, 20. Bustarviejo, Madrid.